sábado, 19 de marzo de 2011



Su Beatitud Hovhannés Bedrós XVIII Kasparian,


Catolicós Patriarca emérito de Cilicia


de los armenios católicos


partió hacia la Casa del Padre Eterno


Su Beatitud falleció en el Líbano, el pasado domingo 16 de enero, después de una larga enfermedad.


Había nacido en el Cairo en 1927. A la temprana edad de 14 años entra en el Seminario del Convento de Nuestra Señora de Bzommar, en el Líbano, para prepararse al Sacerdocio. En 1946, sus superiores lo envían a Roma, al Pontificio Colegio Armenio, para seguir los estudios universitarios de Filosofía y Teología, que realiza en la Universidad Gregoriana.

El 18 de abril de 1952 es ordenado Sacerdote como miembro del Instituto del Clero Patriarcal de Bzommar, dónde cumple la función de Vicerrector del Seminario. Dos años más tarde, el Cardenal-Patriarca Krikor Bedros XV Agagianian lo nombra Vicerector del Seminario Armenio en Roma; allí completa sus estudios en Derecho Canónico en la Universidad Lateranense.

En 1957 es nombrado Párroco en el Cairo, donde sirve incansablemente a sus fieles por casi 16 largos años, hasta su elección como Arzobispo de Bagdad, en Irak, en 1973. Hasta hoy, su apelativo

Père Jean

(Padre Juan) es recordado, respetado y amado en todas las familias armenias de Egipto, por su devoción y entrega hacia los niños, jóvenes, adultos, enfermos, ancianos y, sobre todo, al canto coral de la Santa Misa.

En agosto de 1981 viene a la Argentina y ordena sacerdote al entonces diácono Pablo Hakimian, en la Catedral Armenia Católica Nuestra Señora de Narek de Buenos Aires.

Al año, en agosto de 1982, los Obispos del Sínodo de la Iglesia Armenia Católica, lo eligen como Catolicós Patriarca de Cilicia de los Armenios Católicos. El 14 de septiembre del mismo año, en la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, es entronizado como Catolicós Patriarca.

Durante sus años de patriarcado vivió los días más difíciles de la guerra en el Líbano. Fue un verdadero padre para sus sacerdotes y un verdadero pastor de sus fieles. Cuando algunos le pedían de salir del Líbano evitando riesgos, él decía a sus sacerdotes: “Nuestra misión es proteger a nuestro pueblo y estar cerca de nuestros fieles”. A pesar de las bombas, los tiroteos y todos los peligros de una guerra, los sacerdotes se sentían apoyados y los fieles protegidos con su presencia. Era conocido por todos, por su bondad y su humildad; estaba siempre cerca de los pobres y de los enfermos.

Realizó visitas pastorales a muchas parroquias armenias católicas esparcidas por el mundo, en los cinco continentes. En América Latina, visitó las Parroquias de Argentina, Brasil y Uruguay en tres oportunidades, 1983, 1988 y 1998.

En 1999 presenta su renuncia como Catolicós Patriarca y se retira a la vida de oración en el Convento de Nuestra Señora de Bzommar.

Sus exequias tuvieron lugar el sábado 21 de enero, en la Catedral de los Santos Gregorio y Elías de Beirut, y fueron presididas por Su Beatitud Nersés Bedrós XIX, en presencia de altas autoridades eclesiasticas de todos los ritos católicos, y de las hermanas iglesias apostólicas y ortodoxas, y autoridades gubernamentales.

Su cuerpo fue trasladado al Convento Nuestra Señora de Bzommar y fue inhumado en el mausoleo de los Patriarcas, en la Iglesia principal de la Virgen de la Asunción, donde reposan los Catolicós Patriarcas de la Iglesia Armenia Católica.

Su Beatitud Hovhannés Bedrós XVIII Kasparian no tenía ni dinero ni riqueza; su mayor tesoro era su pueblo. Ese pueblo nunca lo podrá olvidar.


¡ Que la Paz del Señor te acompañe Beatitud !

Nos enseñaste a amar sobre todo a los pobres, a los enfermos y a los

más pequeños, cambiando sus lágrimas de tristeza en sonrisas de alegría

¡Que nuestro Padre celestial te reciba en su

y te conceda la alegría eterna!

Tu hijo en Cristo


P. Pablo Hakimian

sitio confeccionado por: